Inicio > Matrimonio, Relaciones paterno-filiales > ¡Soy abuelo y quiero ver a mi nieto!

¡Soy abuelo y quiero ver a mi nieto!

Viernes, 25 de mayo de 2012

Teresa Ferrero Hidalgo

(Responsable de producto del Área Civil de Lex Nova)

Esta frase tan simple y tan llena de “sentimientos” se pronuncia por desgracia con mucha frecuencia en los procesos de separación y divorcio donde hay hijos menores, e incluso cuando no habiendo separación de pareja se dificulta la relación de los abuelos con sus nietos por el mero desinterés de los padres o la ausencia de uno de ellos.

La Ley 42/2003, de 21 de noviembre, de modificación del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de relaciones familiares de los nietos con los abuelos, perseguía como objetivo reforzar el régimen de las relaciones entre abuelos y los nietos, tanto en caso de ruptura familiar, como en el caso de dejación de obligaciones por parte de los progenitores.

Esta “Ley de los abuelos” recoge en el primer párrafo de su exposición de motivos que:

Los abuelos desempeñan un papel fundamental de cohesión y transmisión de valores en la familia, que es el agente de solidaridad por excelencia de la sociedad civil. Los poderes públicos han de fomentar la protección integral del menor y de la familia en cumplimiento del mandato constitucional del artículo 39…”

Entonces, partiendo de que la Constitución garantiza la protección integral del menor y de la familia, donde se incluye a todos sus miembros, padres, hijos y abuelos, parece claro que, aunque existan conflictos y dificultades entre las personas, deberíamos poner todos los medios posibles a nuestro alcance para que la relación “abuelo-nieto” sea lo más fluida posible, y no se tenga que acudir a los tribunales para que se reconozca algo tan básico como que un abuelo quiera y pueda ver a su nieto.

El artículo 160 del Código Civil en sus párrafos segundo y tercero señala que:

No podrán impedirse sin justa causa las relaciones personales del hijo con sus abuelos y otros parientes y allegados. En caso de oposición, el Juez, a petición del menor, abuelos, parientes o allegados, resolverá atendidas las circunstancias. Especialmente deberá asegurar que las medidas que se puedan fijar para favorecer las relaciones entre abuelos y nietos, no faculten la infracción de las resoluciones judiciales que restrijan o suspendan las relaciones de los menores con alguno de sus progenitores”.

Todas las decisiones que se adopten deberán ser siempre “en interés del menor” y no se podrá impedir “sin justa causa” las relaciones de los nietos con sus abuelos.

Pero ¿qué se entiende por justa causa? Y ¿quién debe probar la existencia de la misma?

Algunos piensan que “justa causa” sería que la relación de los abuelos con los nietos fuera perjudicial para los menores, al poner en peligro su salud, su seguridad, su formación, educación, etc, o incluso que ejercieran “mala influencia” sobre ellos, por eso es tan importante la prueba de que esto sea así.

La carga de la prueba de la existencia de “justa causa” corresponderá a los padres que se oponen al ejercicio del derecho, por lo que existe una presunción favorable al mantenimiento de las relaciones entre abuelos y nietos desde la perspectiva del interés del menor.

La Jurisprudencia del Tribunal Supremo ha declarado reiteradamente que no son “justas causas” las rencillas personales o la existencia de malas relaciones entre progenitores o alguno de ellos con los abuelos, sirva de ejemplo la STS 689/2011, de 20 de octubre, donde se dice que:

“…. El art. 160.2 CC, a contrario sensu, permite denegar las relaciones del nieto con sus abuelos cuando concurra justa causa, que no define y que debe examinarse en cada uno de los casos que se deban enjuiciar. Y la sentencia recurrida ha considerado justa causa el enfrentamiento entre el padre de los menores cuya visita se demanda, con la abuela, su madre, lo que podría “repercutir en la integridad psicológica del menor”, es decir, que la hostilidad entre los litigantes es tal que el contacto entre el nieto y la abuela recurrente podría hipotéticamente, ser contraria al interés del menor debido al alto grado de enfrentamiento entre los ascendientes y el posible perjuicio que podría producir.

Esta Sala….. sí puede valorar si la causa justificadora de la negativa al reconocimiento del derecho de visitas de la abuela recurrente es constitutiva o no de justa causa para eliminar este derecho. Y a la vista de ello, debe concluirse que en la valoración de los hechos probados, la sentencia recurrida ha tenido en cuenta, no el interés del menor, sino el del padre de los menores. Para llegar a esta conclusión debe utilizarse nuestra jurisprudencia más reciente. Así, por ejemplo, la STS 576/2009, de 27 de junio, decía “Que las relaciones entre el padre y los parientes de su mujer no deben influir en la concesión del régimen de visitas” y la STS 858/2002, de 20 de septiembre, que consideró que no constituía justa causa para la denegación de las visitas de los abuelos a los nietos la animadversión del padre hacia la familia de la madre ya fallecida, ni la influencia hipotética que los abuelos pudieran tener sobre sus nietos. Por todo lo anterior, hay que concluir que en la sentencia recurrida no se ha tenido en cuenta lo que constituye el verdadero núcleo de la cuestión, es decir, el interés del menor, porque la causa alegada solo de manera indirecta e hipotética puede afectar a los menores. Procede, en consecuencia, reconocer el derecho del nieto a relacionarse con su abuela, ahora recurrente.

Se autoriza el derecho de visitas y se establece la posibilidad de suspensión o limitación del régimen de visitas cuando se observe a juicio del juez, un perjuicio al menor.”

A los abuelos a los que antes no les quedaba más remedio que resignarse y aguantarse ante la negativa de ver a sus nietos ahora pueden reclamar en los Tribunales su derecho de visitas (mediante demanda en juicio verbal), según recoge el artículo 250.1.13º de la LEC y así ejercer una de las mayores satisfacciones que tienen: el poder ver a sus nietos.

No deja de ser chocante que muchos abuelos que han cuidado de sus nietos mientras sus padres trabajaban, después cuando éstos deciden separarse (o cuando ya no les necesitan), pasan de la noche a la mañana de tener a los nietos “a pensión completa” todo el día en su casa, a no verlos más que de vez en cuando, e incluso nunca si las relaciones con los padres no son buenas.

Esperemos que todo esto cambie, por el bien de todos.

Matrimonio, Relaciones paterno-filiales

  1. Jose
    Lunes, 28 de mayo de 2012 a las 03:18 | #1

    Me parece bastante real y acertado que los abuelos tengamos derecho a visita de nuestros nietos/as, ya que nosotros al tener mas experiencia y tiempo para dedicarles, les podemos ayudar a desarrollar aptitudes y habilidades, como tambien que reciban atencion y cariño.

    • Teresa Ferrero Hidalgo
      Lunes, 28 de mayo de 2012 a las 11:00 | #2

      Muchas gracias por su comentario. La ley está pensada sobre todo con el fin de asegurar y mantener una relación entre abuelos y nietos, teniendo en cuenta y protegiendo siempre el interés del menor, que debe ser el prioritario en la relación.

  2. Ofelia bermudez
    Lunes, 28 de mayo de 2012 a las 15:45 | #3

    La ley debe proteger los intereses de los ninos todos los abuelos tienen la obligacion de mantener una comunicacion sana y favorable a la union familiar ,desafortunadamente hay abuelos que han quitado la fuerza moral de los padres y llevado los nietos a la falta de respeto y malas costumbres .El abuelo tiene que tener conceptos morales y sociales que ayuden al nieto a un desarrollo mental sano y acorde con la educacion de los padres Un abuelo sano no puede fomentar odio y decidir por encima de los padres unicamente cuando los padres sean irresponsables y esto se pueda comprobar Seamos abuelos de amor y respeto

    • Teresa Ferrero Hidalgo
      Lunes, 28 de mayo de 2012 a las 18:55 | #4

      Muchas gracias por su comentario. Siempre debemos procurar que las relaciones entre abuelos y nietos sean beneficiosas para éstos y que les ayuden en el desarrollo integral de su personalidad.

  3. Heltena
    Miércoles, 27 de junio de 2012 a las 19:11 | #5

    Una pregunta al respecto. En el caso de que los menores vivan lejos del domicilio de los abuelos, ¿Quién debería pagar los gastos derivados del traslado de los menores? Por ejemplo, pagar el tren, el avión…

    • Teresa Ferrero Hidalgo
      Viernes, 29 de junio de 2012 a las 12:39 | #6

      Estas cuestiones deberían aclararse en el convenio o en la sentencia que fije las visitas en cada caso concreto.
      Le recomendamos que acuda a un abogado especialista en familia para clarificar las posibles dudas que puedan sugir en los casos particulares.
      Muchas gracias por su participación.

  4. Nati
    Domingo, 2 de septiembre de 2012 a las 01:21 | #7

    he llegado a prohibir a la madre de mi pareja, que es el padre de mi hijo, que vea a su nieto debido a varias causas:
    - durante mi embarazo cometió ciertas acciones que desembocaron en poner en peligro a mi bebé, es decir, a que casi falleciera dentro del útero todavía.
    - Hace poco tiempo discutí con esta señora nuestra “trifulca” llevó a amenazas hacia mi como tomar medidas legales (quitarme a mi hijo o régimen de visitas) e incluso amenazas físicas que en realidad solo las quiso poner en practica su hijo mayor.

    Que podrias suceder si vamos a juicio?
    Gracias por vuestra atención.

    • Teresa Ferrero Hidalgo
      Miércoles, 5 de septiembre de 2012 a las 10:57 | #8

      Siempre se tiene que buscar el interés del menor que es al que hay que proteger. En casos como el que comenta donde existen conflictos graves lo mejor es que busque el asesoramiento legal de un abogado para que le oriente en su caso particular.
      Muchas gracias por su comentario.

  5. Genma
    Viernes, 9 de noviembre de 2012 a las 17:01 | #9

    Podrían mirar mas por el bien del menor y no obligarlos a ir con una maltratadora, aunque sea su “abuela” de sangre porque no de otra cosa. 2 regímenes de visitas en una semana y 4 veces al mes ¿y piensan en el menor? me río jajajaj Y mi hija en el psicólogo. ¡QUE INJUSTICIA!

  6. jose
    Lunes, 7 de enero de 2013 a las 14:03 | #10

    Estoy de acuerdo, si el niñ@ tiene padre y madre como pareja estable y un entorno saludable amigos vecinos etc .por muy abuelos que sean, si los padres deciden no mantener la relacion con estos ,por cualquier motivo,lo que hace esta ley obligando a mantener relaciones a costa de la voluntad de los padres es generar una situacion bastante violenta que desde luego es lo menos aconsejable para el menor,de quienes son los intereses del menor o de los abuelos , si los abuelos que reclaman las visitas en la situacion arriba descrita pensaran en el menor desde luego se mantendrian al margen y procurarian no meter tensiones en la familia

  7. angustiada.
    Jueves, 7 de febrero de 2013 a las 00:18 | #11

    A mi me quieren quitar a la niña que me adora y yo a ella,, por motivos ecomomicos creo yo, ; no paran de intentar incordiarme de un modo bastante patetico, ,,pero yo, hago oidos sordos, ami solo me importa ver a la niña aunque sea 2 h x semana. No os altereis si quieren descentraros u os faltan al respeto, ¡¡no escucheis¡¡ ami me han llevado a una depresion de pastillas y psiquiatra, intentan desestabilizarme,, constantemente para quedarse con todo, pero a mi ahora me da igual, solo me interesa ver a la niña y punto. Aunque reconozco que no me gustaria llegar a los tribunales,, si hay que ir, buscaria un buen abogado.Eso ès primordial. Animo ¡¡¡ no os agoteis seguid adelante..

  8. paola bustamante
    Miércoles, 20 de febrero de 2013 a las 05:39 | #12

    estoy muy de acuerdo , en caunto que nosotros como abuelos tambien somos un pilar fundamenetal para el menor en cuanto a su desarrollo familiar , valores ect , para el niño (A) . y en mi caso es mas tortuoso ya que sus padres no son pareja estable , lo que a mi me lleva poco menos rogar por ver como corresponde a mi nieto, y la negacion de parte de la madre de estar con el .

  9. Elisa
    Martes, 19 de marzo de 2013 a las 02:48 | #13

    Hoy se ha celebrado nuestro juicio y es desolador ver como con dos condenas de malos tratos de su abuela hacia mi hija no las tomen en cuenta y concedan un regimen de visitas a una persona que no lo merece. No es suficiente “justa causa” varios maltratos? No se donde vamos a llegar. Si alguien puede ayudarnos facilitando soluciones para poder negarnos a cumplir un regimen peligroso e injusto mi correo es Veroeli.nica@hotmail.com Agradeceremos todo tipo de ayuda y consejo

    • Maite de la Parte
      Miércoles, 27 de marzo de 2013 a las 11:08 | #14

      Buenos días Elisa, supongo que con dos condenas “a su favor” ya habrán recibido asesoramiento legal; como en otros comentarios que hemos recibido siento decirles que nosostros somos una editorial jurídica y no podemos prestar asesoramiento en estos casos. Le aconsejo que busque algún abogado especialista en el área de derecho de familia que les ayude a lograr una solución. Lamento mucho su situación y espero que pronto encuentren una solución sobre todo pensando en su hija. Un cordial saludo.

  10. Miércoles, 27 de marzo de 2013 a las 02:42 | #15

    Desearia, por favor, me informen que debo hacer ante nuestra situacion. Tengo un hijo casado, mayor de edad, que hace años, aun soltero , mantiene,,,,,,,,,,, mala relacion con nosotros, sus padres por temas economicos. no podiamos darle lo que solicitaba. Cuando nacio su primer hijo, comenzaron los ” castigos” a nosotros, abuelos, y aun continuan, ahora ya con otra nieta de 2 años.Nosotros perdimos, dos hijos, hace algunos años. uno de 8, y hace poco, otro de 14 de enfermedad terminal. Como imaginaran, esos nietos son todo para nosotros. Ahora nos cortaron totalmente las visitas, ante una extorsion, siempre economica!!No hemos querido recurrir a la justicia por los nietos, creemos es violento. PERO… creo no nos han dejado otra salida.Tenemos una relacion hermosa con los nietos en los ratitos que podiamos verlos, nos abrazaban y nos mimaban, querian ir a casa con nosotros. or supuesto jamas los dejaron sacar de su casa para poder nosotros llevarlos a almorzar, o al shopping, al cine … nada!!!!!! Quiero saber que derechos tenemos, y que pasos debemos dar. Me cuesta muchisimo esto, somo unos abuelos muy lastimados por la vida y esto nos esta destruyendo totalmente!!!!!!! Muchisimas gracias!!!!!!!! Saludo atte

    • Maite de la Parte
      Miércoles, 27 de marzo de 2013 a las 10:51 | #16

      Buenos días Noemí, siento muchísimo la situación por la que está atravesando, pero nosotros somos sólo una Editorial Jurídica y no podemos asesorar en situaciones tan complicadas. Le aconsejo que consulte con un buen abogado especialista en asuntos de familia para intenar encontrar una solución y que puedan disfrutar de unos nietos que seguro que también les necesitan a ustedes. Un cordial saludo y ánimo.

  11. KARINA
    Lunes, 22 de abril de 2013 a las 20:51 | #17

    ME HE SEPARADO POR PROBLEMAS DE VIONENCIA FAMILIAR EL PADRE DE MIS HIJOS ESTA HOY SIN TRABAJO MIS SUEGROS NO HAN DADO LA ESPALDA HAY ALGUN MEDIA PARA PODER PEDIR MANTECIAON HACIO LOS MENORES

    • Maite de la Parte
      Martes, 30 de abril de 2013 a las 09:05 | #18

      Lamentamos muchísmo la situación por la que está atravesando, ciertamente es una situación complicada y grave por lo que le aconsejamos que ponga la situación en manos de un abogado o acuda al asistente social que le asesorará sobre los pasos a seguir para lograr el derecho a la pensión alimenticia a la que sus hijos tienen derecho.

  12. antonio
    Domingo, 12 de mayo de 2013 a las 13:01 | #19

    Quisiera saber si hay algun articulo que diga los dias que pertenecen a los abuelos las visitas pues un juez nos a puesto una sentencia de visitas de todos los miercoles 3 horas solo nosotros hemos recurrido la sentencia nos han contestado lo mismo que solo 3 horas no hay ningun articulo que diga de vacaciones de verano navidad etc corresponde para los abuelos tantos dias salgien pudiera informarme gracias

    • Maite de la Parte
      Martes, 14 de mayo de 2013 a las 12:18 | #20

      El artículo 160 del Código Civil dispone: “… No podrán impedirse sin justa causa las relaciones personales del hijo con sus abuelos y otros parientes y allegados. En caso de oposición, el juez, a petición del menor, abuelos, parientes o allegados, resolverá atendidas las circunstancias. Especialmente deberá asegurar que las medidas que se puedan fijar para favorecer las relaciones entre abuelos y nietos, no faculten la infracción de las resoluciones judiciales que restrinjan o suspendan las relaciones de los menores con alguno de sus progenitores”. Como usted comprobará el precepto no concreta los aspectos que usted nos cuestiona y deberá ser el juez, siempre guiado por el interés del menor y en atención a las circunstancias de cada caso, quien concrete ese derecho de visitas, como ha ocurrido en su caso.

  13. Viviana
    Lunes, 8 de julio de 2013 a las 01:11 | #21

    Que bueno el articulo, me quedo con la tranquilidad que ahora no estoy desamparada y si puedo pedir por medios de los tribunales una visita a mi querido y único nieto…. es tremendo que hayan personas que no puedan ser racionales y tengamos que llegar a esta instancia…. pero haré todo para que nuestro nieto y sobrino sepa que no lo dejamos y que si esto no prospera dejaremos todas las instancias agotadas…. ESTO ES UNA BUENA CAUSA…..

*